Gilberto Romero Excelsior

En el mundo artístico este ingeniero industrial es conocido como “Excelsior “, nació en la cuna de la libertad, Tame, ciudad del piedemonte araucano.

Se dio a conocer con un nuevo ritmo llanero el joropop al componer e interpretar Coqueta canción que estuvo en la cabeza del top musical del llano por varios meses.

Tres trabajos discográficos independiente y cuatro variados llevan su sello creativo con canciones como Coqueta, Pilar, Tu Cantaleta, Palito De Aguardiente, el solitario, mujer perfecta, la kirpa del caporal, celos, besos prohibidos, pa cuando muera viajando por Colombia entre otras, también fue el productor de un libro cancionero y por mas de treinta años a recorrido los escenarios llaneros de Colombia y Venezuela.

Su polémico joropop lo llevo a interpretar una canción en portugués dedicada a Brasil. Ha participado en el programa de televisión colombiana el Show de las Estrellas en varias oportunidades.

Gilberto actualmente radicado en Arauca se dedica a escribir y comentar en periódicos y programas radiales llaneros a los cuales es invitado por sus amplios conocimientos de la cultura llanera y su folclor.

DE LA MUSICA LLANERA

Todo Indica que el arpa es un instrumento musical tan antiguo, que sus primeros registros en la historia aparecieron antes de Cristo, es decir, hace mas de 2000 años. No se sabe, ni se sabrá nunca quien la inventó y quienes la inventaron. Los europeos, cuando descubrieron a América, trajeron el lenguaje, la música y la religión y todo lo que pudieron. Así viajó el arpa y otros instrumentos hacia Venezuela, por ser el país del norte de sur América. En ese país, se adopta a el Joropo como música nacional por decreto, por legalidad y legitimidad…….EL joropo es de Venezuela y El Vallenato es de Colombia, aunque la música no tiene Fronteras.

Venezuela ha desarrollado más la grabación del canto llanero y la ejecución del arpa, del cuatro y las maracas, reflejandose ésto en el sabor y la energía, producto de la propiedad que les asiste para hacerlo, pues en realidad tienen todo el derecho porque nacieron impregnados de joropo en esa tierra plana.

Si los Colombianos quieren mejorar en éste tema, deberán inventarse un estilo musical particular llanero y un canto original, que marque la diferencia con los de Venezuela, para poder vender la autenticidad. Además deberán montar sus propios estudios de grabación en el llano colombiano y descubir arreglistas de obras. Cuando se tenga un catálogo nacional de ambos paises por separado en materia llanera, entonces se negociará en igualdad de condiciones y se iniciará una verdadera integración Colombo-venezolana en ambos sentidos, importando y exportando Talento. A la sombra de Venezuela nunca podrán hacerlo.

Colombia tiene en su geográfía, diversidad de música de acuerdo a cada región. El vallenato ganó con la fuerza expresiva, publicitaria y empresarial, convirtiendose en la música nacional legítimamente adoptada.

Los Colombianos de centro, aun no se han convencido del canto llanero colombiano, porque sus promotores y cantadores precisamente utilizan el catálogo venezolano. Pero creo también, que 60 años haciendo lo mismo es justo y necesario para iniciar una propuesta que nos sintonice con la era actual. El sentimiento no puede triunfar ante la razón y todo parece indicar que necesitamos avanzar.

Colombia aprendió de Venezuela, pero desarrolló mas la bandola en Casanare y marcó algunas diferencias en la música llanera, con los estilos particulares de algunos artistas, que con un acento particular, instrumentación, capacidad técnica y creatividad, marcaron su territorio en el campo musical llanero. Hoy les presento EL JOROPOP, creación mía y como una llave original, para abrir las puertas de la imaginación hacia el futuro.

Colombia estña iniciando una etapa de nacionalismo. Se necesita ser colombiano de nacimiento y por convencimiento y la música también tiene que ser autoctona. Además, Colombia es un país mas rumbero, o por lo menos así nos educaron el oído, quienes hicieron pensamiento y empresa musical.

Una alianza llanero-vallenato, es una buena opción para trabajar unidos y progresar, pero quien pretenda ser artista y vivir de la música, deberá capacitarse técnicamente y hablar dos idiomas como mínimo, mientras se unifica el mundo en un lenguaje universal.

Para el futuro, toda creación musical que nazca en el llano, será llanera sin importar su género y su instrumentación. Quienes creen las melodías, las letras y ejecuten obras musicales, tendrán la palabra en éste tema. La necesidad agudiza el ingenio y la imaginación.

Excelsior.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario